Cómo comer alimentos y menús saludables sin aburrirnos en el intento

¡SI! EXISTEN LAS COMIDAS SANAS Y SABROSAS Y QUE NOS PUEDAN SORPRENDER CADA SEMANA


Todos queremos llevar unos hábitos de vida saludables y comer de forma sana y equilibrada. Una de las mejores formas es organizarnos semanalmente. Es una ventaja tanto para ver qué vamos a comer a lo largo de toda esa semana cómo para organizarnos a la hora de comprar y también ver qué alimentos podemos ir incorporando a nuestra dieta o por el contrario, quitar.


UN MENÚ SEMANAL EQUILIBRADO DEBE:

  • Estar adaptado a cada persona.
  • Estar completo, es decir, que contenga todos los productos en la dieta con los que nos alimentamos (como cereales, verduras, legumbres…)
  • Ser satisfactorio. Cuando veamos nuestro menú, no nos puede desagradar, tampoco a la hora de comernos la comida, un menú bien elaborado debe proporcionarnos una satisfacción tanto a nivel de físico y mental.
  • Ser variado.
  • Energético.
  • SEGURO.
  • Incorporar agua.

QUÉ TENEMOS QUE TENER EN CUENTA:

  • Consumir alcohol de forma moderada.
  • Evitar picoteos.
  • Hacer un desayuno, una comida, una merienda y una cena.
  • Dejar al menos un día libre a la semana para comer lo que nos pueda surgir de forma improvisada.
  • Tener varias opciones de platos.
  • Alternar ingredientes diferentes.
  • Comer con calma.
  • Intentar pensar distintas recetas que puedan cocinarse con varios ingredientes en común.
  • Cantidades pequeñas pero mucha variedad.
  • Aliños para los platos.
  • Gratinados para dar un toque a las comidas aburridas.
  • Elaborar salsas saludables para las comidas.

NO ABURRIRNOS

Lo ideal es intentar no repetir los mismos platos durante la semana y si podemos evitarlo incluso la semana siguiente, así conseguimos variar todas nuestras comidas e ir innovando y comiendo comidas diferentes que puedan sorprendernos y a la vez que no sean repetitivas.

Dejar para el fin de semana un día libre y planificar con más exactitud el resto de la semana. De lunes a viernes sí que es aconsejable seguir un menú más cerrado y no saltarlo, así no nos aburrimos ni entre semana ni los fines de semana.

Darle color a los platos es un truco para que nos apetezca comernoslos y también para que sean más animados y divertidos.

Variedad. Que tengan variedad de ingredientes es otro de los aspectos fundamentales para no aburrirnos. Si siempre usamos los mismos ingredientes, terminamos aborreciéndolos.

Especias. Las grandes olvidadas. Podemos convertir platos sosos y aburridos en grandes platos sabrosos y novedosos simplemente probando a echarles especias.

Aliños. Los aliños son nuestros grandes aliados a la hora de las comidas, fundamentalmente para las ensaladas. Podemos hacer una misma ensalada para varios días y cambiándole el aliño será otra totalmente diferente.

Salsas. Otra gran estrategia para hacer nuestros platos diferentes. Si hacemos diferentes salsas podremos variar mucho los platos. No es lo mismo tomarnos unos garbanzos a la plancha con una guarnición que unos garbanzos con salsa de pesto y una guarnición o unos garbanzos con salsa de tomate y albahaca y una guarnicación ¿verdad?

Combinar sabores. Muchas veces probar combinando sabores opuestos, saldos y dulces, más fuertes y más suaves… Son otra forma de hacer las comidas más divertidas.

PERSPECTIVAS SEMANALES

No todos los días hacerlos igual de estrictos. Pero con sinceridad, los fines de semana siempre caemos en alguna tentación y los lunes empezamos muy arrepentidos. Lo mejor es empezar el lunes con un menú sencillo, ligero y fácil, nada de complicarnos que para eso ya están los lunes.

Conforme avanza la semana podemos hacer varias líneas, es decir, tener varias opciones y ser flexibles. Podemos perfectamente cambiar el menú del martes por el del miércoles o del jueves por el del viernes, siempre que nos cuadren bien las comidas.

Como muchas veces vamos a utilizar muchos ingredientes en común para varias comidas de la semana, aquellos ingredientes que podamos cocinar a la vez sería ideal que lo hiciéramos y los dejáramos preparados para no tener que hacerlo más. Así podemos conservarlos y almacenarlos en el frigorífico o en el congelador.


Estos son algunos consejos para poder plantearnos un menú semanal menos aburrido. Hacer comidas que nos resulten agradables y no sean repetitivas. Podemos comer sano, equilibrado y planificarlo sin que nos resulte aburrido.


Fuentes:

Centrojuliafarre

Blogdebienestar

Nutricienta

Loveyourhome

DEAR SERENA…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s